Opinión

Mucha Plata
15/11/16 · José Manuel Molina

De la ciudad de Córdoba siempre se ha dicho que ha sido la ciudad con los mejores joyeros de España. Y plateros, muchos, y este año Córdoba tiene plata para rato. Plata casi oro diría yo viendo este primer tercio de liga cumplido en la División de Honor Plata. No os voy a detallar los resultados de uno ni otro equipo sino como a base de curro y sacrificio tenemos dos líderes en la que es la segunda división del balonmano español.

Empiezo por el que es mi equipo, el Adesal La Fuensanta. Tuvo que arrancar la temporada con tres jugadoras lesionadas de larga duración, tirando de juveniles, perdiendo el primer partido contra pronóstico y encima a los pocos días pierde al patrocinador principal, un patrocinador que era el nombre oficial del equipo en la Real Federación Española de Balonmano. Seguro que los dueños viendo ahora los resultados y la repercusión informativa en los medios se hubieran pensado romper el acuerdo de patrocinio.

Pues con todo eso y contra eso lucho el club del barrio de la Fuensanta. Y míralo, líder incontestable de la División de Honor Plata femenina. Quien me diría a mi meses atrás que estaría inmiscuido en un grupo que me ha acogido como uno más, el reportero dicharachero de la Federación Andaluza ve como todos los domingos que me desplazo a Córdoba un grupo de amigas se dejan la piel, dan el 110% y están cerca de su objetivo que no es otro que meterse en fase de ascenso. Y repito, ese es el objetivo. Que nadie le pida el ascenso a la máxima categoría, si viene será bienvenido, si no solamente nos queda aplaudirles a los avioncitos. Y a todos los que hay detrás. Rafa Moreno y Paco Castillo libran todos los días batallas con políticos, empresarios y amigos buscado recursos para que la llama del balonmano femenino siga ardiendo. Sé de buena mano que en economía de guerra son de lo mejor y mucha parte de culpa para que el equipo esté así es de ellos. Si todo lo deportivo va bien, el equipo va bien.

Y por otro lado está el que fue mi club. Ese que nunca se olvida. Al que le dediqué mis mejores sonrisas y muchas lágrimas. El ARS Palma del Río. Líder con puño de hierro en la categoría masculina de la plata. Ha ganado todos sus partidos. Diez, aunque en la clasificación aparezcan nueve ya que la jornada 13 que adelantó, se contabiliza cuando todos los equipos lleguen a ella. Aquí el objetivo es subir y aunque no lo digan es ese. El ascenso a Asobal que el año pasado se dejaron en Ciudad Real. En el último partido de la liga regular es donde Palma perdió el ascenso. Porque organizar la fase aquí hubiera sido el segundo ascenso a Asobal de los palmeños.

El primero lo viví yo el 28 de abril de 2012 y lo llevo tatuado en la piel. Para mí se queda el verano de faxes, llamadas y correos para jugar en la máxima categoría. Esa es la duda que tengo, que tengan recursos el año que viene para afrontar tanto gasto. Avales bancarios, arbitrajes que doblan lo que se paga ahora, más una seguridad social, porque en todo se va el 85% de un presupuesto. Por otra parte sé que por calidad del equipo y por quienes lo entrenan son los mejores de la categoría.

El año que viene puede tener Córdoba dos equipos de balonmano al mismo nivel que aquel Córdoba en primera con su pasión infinita. En nuestro deporte somos menos que en el fútbol pero la ilusión la misma.

 

0

Últimas opiniones

04/09/16 19:27
22/07/16 10:52
06/06/16 14:27
24/05/16 10:36

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad