Opinión

Ineptos
01/03/17 · R. Fernández

Demasiadas veces incumple uno en este foro su responsabilidad de valorar y opinar sobre todo lo que sucede en el Córdoba, que ha sido mucho en la última semana y pico. Pero ocurre con frecuencia también que la dilación en el tiempo ofrece nuevas informaciones y datos para ratificar las creencias personales, que al final es lo que todo opinador transmite.

Hace unos días tan sólo vimos como la cortina de humo negro lanzada con la salida de Emilio Vega y Keke Durán un mes después de acabar el mercado invernal lograba en parte el efecto buscado por el club, que era diversificar las valoraciones en unos días de auténtico dislate en la gestión. Como en Córdoba todo el mundo se ve en la obligación de opinar de todo, al leonés le llovieron mayoritariamente palos de todos los colores, con una palabra bastante repetida en torno a su figura: inepto.

Hoy, una semana después, el inepto ya tiene equipo donde trabajar, al que por cierto podrá llevarse con todas las de la ley la información propia y ajena que hubiera recabado en su antiguo club. Se va al Huesca, que no es precisamente una entidad acostumbrada a hacer mal las cosas, todo lo contrario. Aunque sea con la ayuda de una fuerte empresa de representación detrás, el cuadro oscense es ejemplo de buena gestión en lo económico y de sólidos cimientos, lo que le permitió hace no tanto recuperar en un abrir y cerrar de ojos el sitio que había perdido en el fútbol profesional.

No pretendo aquí, como tampoco lo hice en otros sitios donde opino, tapar los evidentes fallos que ha tenido Emilio este año -aunque sí insistiré en recordar los muchos aciertos que también tuvo en global en esta etapa-, pero esta oferta de empleo tan rápida me deja una reflexión. Y es que el fútbol español sabe ya a legua que lo que pasa en el Córdoba hay que ponerlo en cuarentena, porque pocos clubes tienen un ambiente de trabajo y una manera de proceder como el blanquiverde. Algo, por cierto, que quizá haya influido también en que todos los jugadores importantes a los que el club ha pretendido, revelados por el locuaz propietario, no hayan acabado de blanquiverdes.

En el Córdoba ha habido, hay y habrá ineptos mucho mayores que Emilio, desde responsables de cantera a entrenadores de fútbol base, pasando por consejeros, empleados y hasta el nuevo presidente, si es que a él correspondió la idea de cambiar la política de entradas semanas después de fijarla, revelar cuestiones y gestiones privadas en torno a la unidad de la afición o aprobar la nueva política de burofaxes al crítico y prebendas al pelota. Y es una pena que todavía pase que el humo no nos deje ver el incendio.

0

Últimas opiniones

22/03/17 12:46
06/02/17 21:40
23/01/17 14:44
09/01/17 17:59
24/12/16 12:33

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad