icono de futbol
Córdoba CF
Los blanquiverdes aprovechan la jornada por abajo remontando ante el Zaragoza, que se adelantó con un tanto de Ángel y perdonó en momentos claves de la segunda parte, gracias a los tantos de Rodri, que se encaró con la grada, y el serbio, éste en el 94
Sasa Markovic anotó el gol de la fe. Foto: Fernando López
R. Fernández
11/03/17 22:22

Sasa Markovic propició otro final épico (2-1)

Mirando la clasificación y pensando en la liga de tres puntos, por bien empleado dará el Córdoba que lo que hubiera sido acaso más justos empates ante Nástic la pasada semana y esta noche contra el Zaragoza, hayan quedado en una derrota y en una victoria, ambas curiosamente en el último segundo. Markovic se vistió de héroe para anotar el tanto de lo que fue una remontada ya casi olvidada por estos lartes. Ángel adelantó a los de Agné en la primera parte, sin hacer nada del otro juego, pero Rodri, triste protagonista del partido, y el serbio propiciaron la suma de tres puntos importantísimos porque permiten aprovechar los empates hoy de Mirandés, UCAM y Mallorca.

La hoja de alineaciones trajo varias malas noticias, y no precisamente que Carrión viera lo que todos y devolviera a Razak al banquillo y a Kieszek a la portería. Finalmente ni Héctor Rodas, por la nariz, ni Antoñito, por esa lesión muscular nunca comunicada por el club, estaban ni en el banquillo, lo que llevó a Luso a cerrar en defensa y a Bergdich a jugar de carrilero diestro. Un dibujo extraño para un partido que se inició con muchísimas precauciones defensivas en ambos equipos.

Pese a todo, pronto fue el Córdoba el que empezó a llevar la iniciativa, y, aunque con poca claridad ofensiva, al menos generó llegadas a balón parado. En uno de estos ataques la pelota terminó en Bergdich, que lo intentó con un tiro por encima del larguero. Corría el minuto once y todavía pasaron bastantes más hasta que el Zaragoza dejó noticia de estar en el partido. Fue cerca del veinte cuando Xumetra ganó en una carrera a su par, Cisma, aunque por suerte, no controló la pelota y no pudo encarar la meta de Kieszek.

Rodri intentó cazar un balón que atrapó Saja. Foto: Fernando López

Llegando al ecuador, y tras un intento de falta de Javi Lara que parecía menos peligroso de lo que fue tras un despeje con apuros de Saja, se produjo la primera acción polémica del partido. Tras la amarilla que estrenaba el capítulo del partido, Marcelo Silva pegó un pelotazo de rabia que seguramente en otra ocasión o en otro campo podía haber sido la segunda. Por momentos pareció que podía darse, pero al final Gorostegui Fernández-Ortega prefirió contemporizar y dejar todo en una advertencia verbal que encendió al respetable. Poco después, Rodri anduvo cerca de tocar una pelota en el área chica tras cabecear con anterioridad Caro.

Alfaro a Cuenca y Ángel a la guita

En el último tramo de la primera mitad, y sin que el Zaragoza abandonara su imagen pobrisima, los maños jugaron algo más en terreno de un Córdoba que dejaba la sensación de falta de convicción en las jugadas y en las acciones divididas. Pero al menos le ponía actitud y ganas de ganar. A los 41 de la primera, Bergdich puso un buen balón a Rodri, que la acomodó con el pecho pero se topó en su disparo con el rechace del zaguero. La pelota es que la bola llegó aún dentro del área al Alfaro, que la mandó casi por saque de banda.

Ángel batiendo a Kieszek al borde del descanso en una contra eléctrica
La diferencia entre lo que tiene arriba el Córdoba y lo que tiene el Zaragoza se iba a ver sólo dos minutos después, cuando Ángel recibió una pelota en profundidad de Xumetra y tras pisar el área la colocó casi en la escuadra derecha de Kieszek. Nada habían hecho los maños para ir ganando, pero ahí estaba el marcador. Y los pitos al descanso desde la grada.

La segunda mitad arrancó con cambio de Agné, que metió al chaval Edu García en lugar de Xumetra, seguramente tocado. Pero lo que tuvo que haber cambiado fue el marcador, porque Rodri logró, tras una recuperación en el centro del campo, una ocasión similar a la de Ángel. Por desgracia el soriano la pegó picuda con la zurda y la bola no fue ni entre los tres palos del excordobesista Saja.

Piovaccari intenta controlar el balón con la cabeza ante la presión de un año

No esperó mucho más Carrión para meter más mordiente en el equipo. Sacó a Edu Ramos, amonestado, para meter a Piovaccari, justo en el minuto 54, cuando atronaron los cánticos contra el Consejo aunque por desgracia sin uniformidad en el estadio. El Córdoba tocó a rebato y generó un par de acciones por banda interesantes, pero no había precisión en los envíos y los defensas maños siempre salían victoriosos.

Carrión ordenó a Clavero desde arriba que entrara Guille Donoso por Bergdich, mientras Agné mandaba el mensaje de ir a por el partido metiendo a Dongou por Cani. Y curiosamente su equipo la tuvo, porque Edu García recibió una pelota por la derecha y pudo marcar, pero cruzó en exceso su disparo. Entonces llegó el último cambio cordobesista, con la entrada de Markovic por un silbado Alfaro.

Empata Rodri y la lía

Y el serbio iba a ver desde el campo la jugada del empate cordobesista. Un centro desde la izquierda se paseaba por el área y llegaba hasta los pies de Rodri, que batía irremisiblemente a Saja. Sin embargo, lo que tenía que ser un momento de alegría y unidad lo reventó el soriano echándose la mano al oído durante toda la celebración, lo que le puso en contra a toda la grada. El delantero fue increpado desde entonces en cada jugada.

Rodri pidió perdón. Foto: Fernando López

Se esperaba el aluvión del Córdoba en pos de la remontada, pero más allá de un tiro alto de Guille Donoso, las llegadas fueron mañas, y claras. Primero, en una desaplicación defensiva, Dongou estuvo a punto de batir a Kieszek, pero Luso salvó en la línea. Agné vio penalti en la acción previa del polaco y se marchó a la calle por sus protestas. Ya no pudo ver como luego volvía a perdonar Ángel, que no embocó su voleón entre los tres palos tras dejada de Dongou.

La explosión de júbilo que se inventó Aguza y Markovic rubricó

El encuentro se marchó poco a poco, con sensación de que el Zaragoza acababa mejor, hacia el minuto noventa y luego hasta los cuatro de añadido de Gorostegui Fernández-Ortega. Y en el último segundo, como para compensar lo de la semana pasada, un pase de Aguza al espacio permitió a Markovic entrar libre de marca y, con horchata en las venas, introducir la pelota en la red de Saja. Otro final épico en El Arcángel.

La locura. Así celebraron los blanquiverdes con el cordobesimo el gol de Markovic

FICHA TÉCNICA

2.- CÓRDOBA CF: Kieszek; Caro, Luso, Cisma; Bergdich (Guille Donoso, m. 63), Edu Ramos (Piovaccari, m. 54), Aguza, Javi Lara, Bíttolo; Alfaro (Markovic, m. 69); Rodri.

1.- REAL ZARAGOZA: Saja; Feltscher, Marcelo Silva, Cabrera, José Enrique; Zapater, Javi Ros, Lanzarote, Cani (Dongou, m. 64), Xumetra (Edu García, m. 46); Ángel.

ÁRBITRO: Aitor Gorostegi Fernández-Ortega (Comité Vasco). Amonestó a los blanquiverdes Edu Ramos, Aguza y Markovic y a los zaragocistas Marcelo Silva y José Enrique. Expulsó al entrenador visitante, Raúl Agné (m. 80).

GOLES: 0-1, m. 42: Ángel. 1-1, m. 69: Rodri. 2-1, m. 94: Markovic.

INCIDENCIAS: Partido de la vigésimo novena jornada de la Liga 1-2-3 disputado en El Arcángel, con mal aspecto de su terreno de juego, ante 10.953 espectadores.

 

Seguir a

Comentarios

WHITE roto
MERECIDO TRIUNFO. PORQUE EL CÓRDOBA LUCHO MÁS PARA ELLO. AHORA VIENEN TRES PARTIDOS PROPICIOS PARA SUMAR Y TENER UN RESPIRO ANTES DE LOS ÚLTIMOS DÍEZ PARTIDOS. HOY CARRIÓN ARRIESGO Y ACERTO. HEMOS RECUPERADO A MARKOVICH Y DENTRO DE TRES SEMANAS A DEIVID. DEMASIADO TIEMPO SIN ELLOS, DEMASIADO COSTE HEMOS PAGADO.
agustin.jimenez...
¡¡¡Mucho Cordoba¡¡¡. Esta demostrado que ganar bajo la succion del agujero negro del descenso es mision imposible para todos menos para el Cordoba ¡¡¡Mucha clase¡¡¡¡
Inicie sesión o regístrese para comentar

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad